Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Trabajo remoto disminuye en Colombia: ¿son necesarios nuevos modelos laborales para las empresas?


Trabajo remoto disminuye en Colombia: ¿son necesarios nuevos modelos laborales para las empresas?
Actualizado: 3 marzo, 2023 (hace 1 año)

Según el Dane, los empleados que realizan trabajo remoto en Colombia disminuyen y muchos han regresado a la presencialidad.

Para Jorge Matiz, los modelos híbridos cada día ganan más adeptos.

Magnolia Riaño dice que los nuevos modelos facilitan conciliación familiar y optimizan los recursos de las empresas.

Todo en la vida es un equilibrio y desde esa perspectiva los modelos híbridos parecen ser una de las mejores alternativas. Hay que aprovechar el terreno que se ha ganado para seguir construyendo.

La más reciente Encuesta Pulso Social, elaborada por el Dane, cuyos resultados fueron presentados en diciembre de 2022, demuestra que con el paso de los meses el número de personas que realizan trabajo remoto en Colombia disminuye.

De las 10.022 personas encuestadas, el 5,1 % manifestó haber teletrabajado en noviembre del año anterior, mientras que en octubre fue el 6,4 %.

Además, entre mayo y noviembre de 2022 el porcentaje se redujo de 9,6 % a 5,1 %, lo que indica que esta modalidad laboral estaría perdiendo interés por parte de empleadores y trabajadores. De igual forma, muchos empleados han estado regresando a la presencialidad.

Cabe recordar que, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, en América Latina y el Caribe, mientras en 2019 solamente el 3 % de los trabajadores se encontraban bajo la modalidad de teletrabajo, la cifra se incrementó entre 10 % y 35 % durante la pandemia.

“las empresas han venido optando por combinar el trabajo remoto y presencialtrabajo híbrido

Por lo anterior, las empresas han venido optando por combinar el trabajo remoto y presencialtrabajo híbrido, lo que lo convertiría en el esquema preferido y dominante por parte de los equipos de trabajo.

Es así como el trabajo híbrido se ha ganado un puesto como un concepto clave que permite a los empleados lograr un equilibrio razonable entre virtualidad y presencialidad.

Poner en la balanza los pro y contras de los modelos laborales que nos rigen

Desde el punto de vista de Jorge Matiz, socio director en Talengo Colombia, los modelos híbridos cada día ganan más adeptos, sobre todo cuando el personal no desea renunciar del todo a la posibilidad de tener la flexibilidad de combinar las dinámicas del trabajo presencial con las bondades que hoy muestra el trabajo en casa:

Hay ejecutivos de diversos sectores y disciplinas que afirman que el beneficio de trabajar en casa da un gran valor a la condición de vida laboral-personal, y no quisieran renunciar a esta posibilidad. Cuando se les habla de una oportunidad laboral, este es un factor crucial que evalúan antes de aceptar una propuesta, más allá de lo salarial o el reto profesional.

Para él está claro que en la última década se han dado más cambios que en los últimos cien años. Se aceleraron hábitos y comportamientos que se venían dando paulatinamente, pero que con la evolución tecnológica y la era digital eran obligatorios:

TAMBIÉN LEE:   Conferencia: Formas de inclusión que nos presenta la virtualidad y cómo sacarle el máximo provecho

Hay que poner en la balanza los pros y contras de los modelos laborales que hoy nos rigen, donde nada es perfecto y existe la necesidad de tener en cuenta las amenazas para contrarrestarlas. No hay que perder de vista la importancia de las dinámicas de trabajo en equipo y de socialización como aspectos invaluables para crear una cultura organizacional.

El poder construir espacios en los que se desarrollan ideas compartidas para llevar a las empresas a otro nivel, donde el contacto y relacionamiento directo entre las personas de una organización, es imperativo.

No es dónde se trabaje sino cómo se trabaje

Gina Magnolia Riaño Barón, secretaria general de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social –OISS–, en diálogo con Actualícese, afirma que el teletrabajo y el trabajo en casa llegaron para quedarse.

Para ella, la pandemia nos enseñó que tanto el teletrabajo como el trabajo en casa son una alternativa muy válida para no tener jornadas de trabajo maratonianas y para facilitar la conciliación familiar, así como optimizar los recursos de las empresas.

Lo importante no sería tanto el “dónde” se trabaje sino el “cómo” se trabaje, de tal manera que se puedan articular equipos virtuales que cuenten con una mayor diversidad, por la incorporación de más mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad, facilitando también una mejora en la formación tecnológica de los trabajadores.

Riaño Barón pone la lupa en puntos negativos de estas modalidades laborales, como la no limitación de los horarios en muchas ocasiones, y las dificultades para asegurar los equipos y conexiones tecnológicas necesarias para llevar adelante las funciones encomendadas a cada trabajador.

Los trabajadores también manifiestan la sensación de soledad y la relación más impersonal con la empresa y los compañeros, lo que puede derivar en una menor implicación. También se pueden presentar perfiles que, por dificultades de edad o formación, no se adapten a estas modalidades laborales, lo que podría provocar su exclusión del mercado laboral.

Material relacionado

Descubre más recursos registrándote o logueándote. Iniciar sesión Registro gratuito
,