¿En qué consiste la conciliación administrativa del Ministerio del Trabajo?


13 agosto, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La audiencia pública de conciliación es un acto bilateral, mediante la cual trabajador y empleador, con la intervención de un funcionario del Ministerio del Trabajo, buscan llegar a un acuerdo en aras de ponerle fin a un conflicto laboral, bien sea de manera definitiva o parcial.

Esta audiencia de conciliación se lleva a cabo de manera voluntaria por los interesados, y en ella pueden presentarse algunas situaciones como:

  • Trabajador y empleador pueden llegar a un acuerdo previo, con o sin la intervención del inspector, y dicho acuerdo puede ser presentado para que este último lo apruebe.
  • Una de las partes puede citar a la otra de forma independiente.
  • Las partes pueden solicitar la intervención del inspector del Ministerio de Trabajo para que les ayude a solucionar el conflicto.

El papel del inspector en la audiencia se reduce a explicar el objeto de esta y a identificar a las partes.

Una vez ha sido instalada la audiencia, el inspector deberá conceder la palabra primero al reclamante y luego a quien haya sido citado. Después de lo expresado por las partes acerca de los derechos que se pretenden hacer valer, y las pruebas en se fundamentan los hechos, este deberá hacer un análisis para determinar qué derechos son ciertos (que no pueden ser objeto de conciliación) y cuáles no.

En el caso de los derechos ciertos, el inspector tiene la obligación de hacer cumplir las normas; para esto, tiene la facultad de ordenar su cumplimiento y, si es el caso, imponer multas.

En relación con los derechos ciertos, el inspector deberá buscar la conciliación, pues, según la ley, este no puede definir controversias en favor de una de las partes de una relación laboral.

TAMBIÉN LEE:   Beneficios por generación de empleo: conoce cuáles son y qué se requiere para obtenerlos

Si no se llega a un acuerdo conciliatorio, el inspector debe dejar constancia en el acta del fracaso de la audiencia, así como de que las partes están en libertad de acudir a estancias judiciales para dirimir sus diferencias.

En caso de que se llegue a un acuerdo conciliatorio y se deje constancia en el acta, esta última tendrá efecto de cosa juzgada y prestará mérito ejecutivo sobre los puntos que fueron tratados en la audiencia.

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 13 agosto, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace