Reto de los contadores públicos frente a los Estándares Internacionales para las pyme


20 junio, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

La adopción de Estándares Internacionales por parte de las pyme no es un tema exclusivo de los contadores públicos. También está involucrada el área de recursos humanos como una guía al cambio organizacional que se debe seguir. El proceso es una oportunidad para potenciar el desarrollo profesional.

Luis Eduardo Suárez Balaguera, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables de la Universidad Libre de Bogotá, recientemente dijo en entrevista con Actualícese que las pymes no se han metido de lleno en el proceso de adopción de Estándares Internacionales porque algunos empresarios desconocen el tema.

«No han hecho un proyecto de convergencia hacia el Estándar para Pymes, tarea que debe hacer toda empresa. Muchos gerentes o administradores piensan que estas normas internacionales son un “proceso” que el contador público debe resolver, cuando en realidad este es un tema de la alta dirección (junta directiva, consejo de administración, u organismo equivalente)», asegura Suárez Balaguera.

Para él, un gerente o administrador de una pyme debe acatar las normas legales, comprender que el proceso de implementación del Estándar para Pymes, antes que ser un gasto, es una buena inversión; entender que la utilización de las Normas Internacionales de Información Financiera no solo tiene impacto contable, sino financiero y operativo y finalmente, debe liderar el comité que debe crearse para el proceso de adopción de estas normas.

Los contadores públicos frente a las pymes

Desde el punto de vista de Alexander Orobio Montaño, doctor en educación y sociedad, Edgar Manuel Rodríguez, especialista en pedagogía, y Juan Carlos Acosta, magister en sistemas integrados, Colombia tiene que realizar un gran esfuerzo en gerencia de recursos humanos. «En muchas organizaciones el área de recursos humanos va al frente, como punta de lanza del cambio organizacional; en otras, es el obstáculo que impide el ajuste a las nuevas condiciones del mundo moderno». Así lo explican en su investigación la implementación de las NIIF en las pymes como desafío para el desarrollo profesional del contador público.

Los investigadores también dicen que la ejecución de las normas se debe reconocer como un reto para el funcionamiento y las competencias del contador público, bajo lo reglamentario del área financiera de las empresas, sobre todo de las pymes, organizaciones con el mayor indicador de que aún no se cuenta con las Normas Internacionales de Información Financiera, razón por la cual son el grupo de mayor impacto en aspectos como: conocimiento del Estándar Internacional, elaboración e implantación de políticas contables bajo estos nuevos marcos técnicos normativos, procesos de convergencia sobre las normas internacionales, entre otros.

“se debe convocar a la comunidad académica y empresarial para favorecer el ejercicio de la profesión del contador e ir avanzando en la atención a las demandas de los mercados globales”

«El proceso de implementación del Estándar para Pymes, como oportunidad para potenciar el desarrollo personal y profesional del contador público, también debe ser una alianza pymes/universidad que implica la participación de estudiantes, docentes, universidad y empresa», propone la investigación. De esta forma se debe convocar a la comunidad académica y empresarial para favorecer el ejercicio de la profesión del contador e ir avanzando en la atención a las demandas de los mercados globales.

TAMBIÉN LEE:   ¿Cuáles habilidades blandas buscan las empresas en los contadores públicos?

La contadora pública Diana Marcela Aponte Caballero, de la Universidad Militar Nueva Granada, comenta que al hablar sobre la relación Estándares Internacionales y pymes, «se evidencia que el hecho de ejecutar un doble proceso contable genera cierto conformismo que afecta la transición en los procesos contables de cada entidad, centrándose en el ámbito financiero y descuidando en gran medida el aspecto fiscal».

También afirma que no dejará de ser engorroso para la mayoría de las empresas, la necesidad de reconocer en libros separados la información para fines tributarios, lo que implica darle continuidad a las bases de registro y medición fiscal que disponga la Dian.

Material relacionado

Así te actualizaremos:

Nuestros productos