Unión en el gremio contable nacional, ¿qué tan real es?


28 marzo, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Cuatro contadores públicos dan su punto de vista sobre la situación actual de las agremiaciones contables. Los órganos de la profesión carecen de visibilidad para el Gobierno y los perdedores de la pelea entre firmas extranjeras y locales son los contadores, son algunas de sus opiniones.

La falta de unión del gremio contable nacional siempre ha sido y será un tema que dará mucho de qué hablar en nuestro país. Actualícese dialogó con varios contadores públicos, quienes expresaron su punto de vista sobre lo que deberían hacer los diferentes entes que rigen la profesión para lograr unificarla.

Waldo Maticorena, miembro del Comité IASB de Revisión de las NIIF en español y gerente de IFRS Masters, dice que se necesita que la tarjeta profesional sea renovada anualmente bajo un esquema de créditos académicos.

«Lo anterior quiere decir que si el profesional no demuestra que se mantiene actualizado en temas propios de la profesión, como impuestos, Normas Internacionales y NIA, simplemente no podrá renovar su matrícula de contador», dice Maticorena.

Lo anterior funciona en muchos países con éxito. De esta forma, desde su punto de vista, el gremio se protege y, así mismo, eleva el nivel de la profesión. «El sentimiento de unidad se fortalece y aseguramos que nuestra profesión esté en el pedestal que se merece», asegura Maticorena.

Por su parte, Leonardo Varón García, miembro del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, expresa que es necesario ponerse de acuerdo en lo fundamental, en qué es lo mejor para la profesión contable, y llegar a consensos respecto de los cambios que deben surgir en esta para que mejore la confianza en los trabajos en que intervenga un contador público en su carácter de auditor o asegurador de la información financiera.

TAMBIÉN LEE:   Enmiendas a la NICSP 5: guía sobre capitalización de los costos por préstamos

«También es importante trabajar de forma mancomunada, aunque pensemos diferente, colocando los objetivos de la profesión como la bandera de cualquier proyecto. La pelea entre firmas extranjeras y locales ya fue concluida, y como sabemos, los perdedores fuimos quienes nos hemos venido atrasando en temas fundamentales de la profesión», dice Varón García.

Daniel Sarmiento Pavas, exconsejero del Consejo Técnico de la Contaduría Pública y socio director de ACS-SMS Colombia, tiene un punto de vista pesimista frente al tema. «Siempre he considerado que para el Estado la profesión no es importante.​ Los órganos de la profesión carecen de visibilidad. Da tristeza ver por ejemplo que a menudo los ministros confundan la Junta con el Consejo, estando adscritos al mismo Ministerio», asegura.

Sarmiento Pavas dice que es una labor titánica lograr una reunión con el ministro del ramo. Y siendo una profesión regulada desde lo público, si los órganos de la profesión no tienen peso dentro del Estado, poco pueden hacer para cambiar la profesión.

«La unión gremial, por otro lado, es algo que se ve muy lejano. La razón, es que no hay un gremio lo suficientemente fuerte como para que aglutine la mayoría de los profesionales. Las corrientes de la profesión han estado en conflicto permanente desde el inicio de los tiempos. No se ve que haya conciliación entre esas posiciones; la polarización es total», opina Pavas.

Así que tener un gremio fuerte, desde el punto de vista del exconsejero del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, no será posible por la vía de la concertación, porque eso no hará que la mayoría de los profesionales se afilie. «Aun en el utópico caso de que hubiera acuerdo entre las diferentes posiciones, solo se lograría atraer unos cuantos miles de colegas, pero somos más de 250.000 profesionales en ejercicio. Por lo tanto, la única forma de lograr que haya un gremio fuerte es haciendo una colegiatura obligatoria, como ocurre en la mayoría de los países. Pero tampoco eso se ve probable en el mediano plazo», reflexiona.

TAMBIÉN LEE:   IFAC hace un llamado para que contadores públicos presenten informes basados en el cambio climático

Finalmente, José de Jesús Hernández, socio director de auditoría de Grant Thornton, dice que se deben despolitizar las diferentes entidades que agremian y dirigen la profesión del contador público en Colombia. «Los intereses políticos han hecho mucho daño a la profesión y en consecuencia al país, retrasando su proceso permanente de actualización y aporte a la sociedad», dice.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 28 marzo, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace