Bonos verdes, una alternativa de financiamiento para empresas que le apuestan al medio ambiente


12 octubre, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

328.000 millones de pesos se han repartido entre 158 empresas, para financiar 273 proyectos bajo la emisión de bonos verdes, lo que se convierte en una novedad para el sistema financiero local que busca sumar nuevos actores que apoyen la inversión en actividades que protejan el medio ambiente.

Bancoldex presentó el Primer reporte de bonos verdes, en el cual se revela que luego de la primera emisión de bonos verdes en la bolsa local, la cual se realizó en agosto del año anterior, se otorgaron créditos por más de 328.000 millones de pesos a 158 empresas ubicadas en Bogotá y 22 departamentos del país. Con estos recursos se financiaron 273 proyectos, destacando, entre otros datos entregados por el reporte, que el 33 % de las empresas beneficiadas son Mipymes y el desembolso promedio fue de 1.868 millones de pesos.

Los proyectos, financiados o refinanciados con los recursos provenientes de la emisión de los bonos verdes corresponden a los desarrollados por empresas en Colombia que buscan generar, a través de sus actividades productivas, beneficios ambientales con una importante contribución en la transición hacia una economía baja en carbono.

Los 273 proyectos, según los criterios de elegibilidad de los bonos verdes, se distribuyeron de la siguiente forma: 142 de eficiencia energética, 95 de control de la contaminación y eficiencia en el uso de los recursos, 18 de energías renovables, 10 de transporte sostenible y 8 de construcción sostenible.

La contribución de estas actividades tiene como objetivo optimizar el uso de recursos; el aprovechamiento y correcto manejo de residuos del proceso productivo; el consumo cada vez más eficiente de energías; incorporar prácticas sostenibles que incluyen el reemplazo de tecnologías ineficientes o basadas en combustibles fósiles por tecnologías limpias, y el control de la contaminación.

TAMBIÉN LEE:   ¿Cómo se liquida la contribución FIC en el sector construcción?: conozca los detalles

Desde el punto de vista de Mario Suárez Melo, presidente de Bancóldex, los bonos verdes se convierten en una novedad para el sistema financiero, cuyo objetivo es sumar nuevos actores que creyeran en los resultados de invertir en proyectos empresariales verdes diversificando la base de inversionistas tradicionales.

«El resultado fue la colocación de 200 mil millones de pesos, 2.5 veces el valor subastado, a 78 inversionistas, entre ellos, institucionales, empresas, fundaciones y personas naturales”, dice Suárez Melo.

Con los proyectos financiados se obtuvo un impacto positivo en el medio ambiente: 22.333 toneladas de Co2 no emitidas por año, 360 toneladas de carbón por año sustituidas por otras fuentes de combustible, 788.277 m3 de gas natural no utilizado por año como fuente de combustible, 99.80 GWh anuales de energía eléctrica generados por fuentes renovables.

Bancos le apuestan a los bonos verdes

Desde el Grupo Bancolombia explican que, cuando un banco emite bonos verdes, hace posible que en el país se desarrollen proyectos que cuiden el entorno, el aire, el agua, la tierra y las personas, ya que estos son un instrumento de renta fija mediante el cual los gobiernos y las empresas obtienen recursos para financiar únicamente proyectos ambientales.

La emisión de los bonos verdes es una señal para el mercado de capitales y así demostrar el interés de una organización por financiar la transición a un modelo de desarrollo económico bajo en carbono. También se diversifica el tipo de inversionistas que adquieren títulos de renta fija de la organización; inversionistas internacionales tienen interés en comprar bonos verdes y la oferta en el mercado se encuentra en una etapa de crecimiento.

TAMBIÉN LEE:   Financiamiento para micro, pequeñas y medianas empresas: balance de los programas del Gobierno

Con los bonos verdes se genera conciencia al mercado de inversionistas locales sobre la importancia de adquirir instrumentos de renta fija para financiar iniciativas ambientales que hagan más competitiva la economía del país, al favorecer las inversiones en proyectos, procesos y tecnologías sostenibles.

El BBVA le apuesta a los bonos verdes como una alternativa de financiación. «En 2016 se superaron los 87.000 millones de dólares en emisiones en todo el mundo, cifra que duplicaba los 42.000 millones de 2015», dicen desde la entidad.

Los proyectos verdes elegibles, sean nuevos y/o existentes, y que sean financiados por los bonos verdes deben de estar alineados con los Green Bond Principles –GBP–, que promueven la integridad del mercado de bonos verdes a través de directrices que recomiendan transparencia, publicidad y reporte de informes.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 12 octubre, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace