El cáncer en la FIFA hizo metástasis – Luis Alberto Penagos M.

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 3 junio, 2015

Luis Alberto Penagos M.

Es lamentable, ya la corrupción tocó todos los ámbitos de nuestra vida nacional e internacional; ya no se salva ni la Iglesia de este cáncer, que como vemos actúa como tal, se mete a cualquier institución y empieza a socavar sus estructuras, tal como lo hace en un cuerpo viviente, así, silencioso, oscuro, parsimonioso, depredador, lento, al principio sin dolor, al principio sin avisos, pero cuando hace metástasis ya no hay nada que hacer, no hay cura, solo le queda llevarse el cuerpo, solo le queda la muerte, esa a la que todos le tememos, pero es la que tenemos más segura, es la que tarde o temprano nos llega, lo que pasa es que algunos sí esperamos que la señora muerte no nos duela, no sea tan traumática, por eso algunos cuidamos este cuerpo y estas carnitas, como dice cierto personaje, pero no así los dirigentes de las personas jurídicas, de las empresas, de los conglomerados económicos, las gallinitas de los huevos de oro y especialmente de las instituciones emblemáticas que deberían llenarnos de orgullo, por el contrario, lo dice la Biblia. “Si la sal se corrompe, quien salará la tierra” Mateo 5:13; démosle un vistazo a nuestras más insignes entidades locales: Corte Suprema de Justicia, Congreso de la Republica; Fiscalía General de la Nación; Contraloría General de la Nación, carcomidas por ese cáncer, solo por nombrar algunos; ahora démosle un recorrido a las noticias internacionales: renuncia de la vicepresidenta de la República de Guatemala, por corrupción; imputado por lavado de activos el Fiscal General de la Nación de la Republica de El Salvador; la presidenta de Chile pide renuncia de su Gabinete por un caso de corrupción; un funcionario de la ONU abusaba de los niños que irónicamente más cuida esa organización; y ahora le tocó a la poderosa e intocable hasta hoy FIFA, claro que los escándalos en el deporte siempre han existido, baste con recordar la vergüenza mundial sufrida por la organización del Tour de Francia cuando tuvo que admitir que había una mafia organizada alrededor de ese deporte en la cual los grandes “triunfadores” como el ciclista Estadounidense Astromg fue despojado de sus siete títulos, solo démosle una mirada al reciente partido de nuestra Selección Colombia frente a la Selección del Brasil en el pasado mundial donde un árbitro sinvergüenza le metió la mano al encuentro con los resultados que ya conocemos, y si seguimos revisando casos no alcanzaría este espacio; ahora examinemos la magnitud del escándalo en la FIFA, en la que varios dirigentes suramericanos han sido implicados y tienen orden de captura por parte de la Interpol, ellos están acusados de varios delitos: crimen organizado, fraude electrónico y conspiración de lavado de dinero, entre otros. Los delitos fueron cometidos en varios lugares desde la década del 90 y los pagos de sobornos (por más de 150 millones de dólares) se realizaron mediante bancos estadounidenses.

“Los medios estadounidenses The New York Times ABC revelaron que la Fiscalía General de EE. UU. investiga a Joseph Blatter. Según el primero de estos dos medios, el suizo ha intentado por varios días separarse del escándalo de corrupción que sacude al fútbol planetario, sin embargo –en condición de anonimato– varios oficiales del FBI confirmaron que, efectivamente, es el objetivo de la investigación”.

No me queda la más mínima duda de que cuando el cáncer de la corrupción se enquista en una sociedad, en una empresa, en una persona, en una organización, en un país, eso mina la capacidad de reacción, no existe ningún programa que resista el avance de esa enfermedad, porque ese cáncer se carcome toda la estructura y si se corrompe toda la estructura, “si la sal se corrompe, ¿quién salará la tierra”?

Aun así, observe lo que está pasando en el mundo financiero cuando el 20 de mayo, un consorcio de agencias gubernamentales estadounidenses y británicas anunció acuerdos con seis bancos internacionales respecto a las acusaciones de que habían manipulado los mercados cambiarios. Los seis bancos; Bank of América, Barclays, Citigroup, J.P. Morgan Chase, Royal Bank of Scotland y UBS acordaron pagar $5,600 millones en multas. Todos, salvo Bank of América, también admitieron delitos, aunque la importancia de ello es poco clara.

Admitir una conducta criminal en Estados Unidos anteriormente era garantía de bancarrota. Ese, en todo caso, fue el destino de grandes nombres como el banco de inversión Drexel Burnham Lambert y la firma contable Arthur Andersen; no obstante, el Departamento de Justicia y otros reguladores parecen haber hecho desaparecer por arte de magia esta consecuencia.

Credit Suisse, otro banco multinacional, admitió cargos criminales relacionados con la evasión fiscal de sus clientes el año pasado, pero recibió dispensas de varios reguladores que le permitieron seguir operando. La procuradora general, Loretta Lynch, afirmó que correspondía a estos reguladores decidir si hacer lo mismo esta vez.

Viendo ya este panorama y como ha venido ocurriendo en Colombia que los delincuentes van a un juicio, confiesan el 1% de sus fechorías y les dan la casa por cárcel, no creo que con ese sistema podamos erradicar ese cáncer que se enquistó en nuestras más encopetadas entidades, solo revisemos los casos de nuestra política doméstica: caso proceso 8000 con Samper a la cabeza; caso AIS con ministro a bordo y tantos casos más, y tener que cargar con la vergüenza de que hoy un ciudadano ocupa un escaño en el Congreso, el bandido más bandido de todos los bandidos mientras encierran uno a uno de sus compinches o secuaces que lo acompañaron en los 8 fraudulentos años de su gobierno siniestro y el hombre sigue ahí campante tal cual, como un teflón.

Autor:

C.P Luis Alberto Penagos Martínez
Especialista en Auditoría.
Penagos & Penagos Consultores Ltda.
lapenagosm@gmail.com

ACAMS, Asociación de Especialistas Certificados en Antilavado de Dinero.
ALIFC, Asociación Latinoamericana de Investigadores de Fraude y Crímenes Financieros.

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

$150,000/20 meses

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…