Planeación tributaria, cierre contable y fiscal 2015 – Gabriel Vásquez Tristancho

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 28 octubre, 2015

Algún parte de tranquilidad dio el Gobierno central de Colombia cuando el señor presidente Santos aseguró ante los medios y ante empresarios que no habrá reforma tributaria estructural durante este año 2015. Técnicamente significa que una gran cantidad de reglas de impuestos relacionadas con tributos de período anual, tales como renta, CREE, ganancias ocasionales, y de impuestos territoriales como el de industria y comercio, permanecerán durante el año 2015 y 2016 inalteradas. Cualquier cambio propuesto para aumentar el recaudo comenzaría su aplicación en el 2017. Esto da un sosiego y seguridad jurídica de muy corto plazo, desde luego.

Otros tributos de ejecución instantánea como el caso del gravamen a los movimientos financieros, impuesto a la riqueza, o tributos de períodos inferiores como el IVA bimestral o el impoconsumo bimestral, si pueden ser modificados y aplicados durante el mismo año en que se apruebe la reforma tributaria, es decir en el 2016.

Para la planeación tributaria y especialmente para definir algunas estrategias de mediano plazo, resultaba importante conocer si las reglas de juego eventualmente cambiarían, porque implicaría o aplazar o modificar algunos planes de inversión, endeudamiento financiero, proyectos de infraestructura turística, entre otros. En una época de desaleración de la economía con señales no muy claras para los períodos 2016 y 2017 resultaba totalmente negativo un mensaje de aumento en los impuestos, porque como decía el gran maestro de impuestos doctor Victor Renán Barco, no hay reforma tributaria conocida que pretenda disminuir los recaudos.

Hay otros asuntos que son necesarios resaltar para el cierre contable y fiscal 2015. El primero, que resulta totalmente obsoleto pretender disminuir la base fiscal al cierre del año. Esta técnica es fácilmente detectable por los organismos de fiscalización y conducen de inmediato a propuestas de rechazos por parte de la autoridad tributaria. Solamente los ajustes por depreciaciones fiscales adicionales permitidas legalmente, castigos de cartera o ajustes fiscales a las provisiones fiscalmente autorizadas, retail, entre otros, tendrían explicaciones válidas.

La contabilidad como prueba en materia fiscal tendrá en el año 2015 la prueba de fuego con las entidades del Grupo 1 de aplicación de Normas Internacionales de Información Financiera –NIIF. En el comité de expertos en impuestos, adscrito al Consejo Técnico de la Contaduría se ha venido discutiendo con seriedad este complejo tema.

La mejor recomendación cuando existan diferencias importantes con NIIF, es disponer de un sistema de información para propósitos tributarios completo y perfectamente verificable, incluso auditable para efectos de dictámenes en caso necesario, basado en las normas locales del Decreto Reglamentario 2649 de 1993 que en gran medida explican la base fiscal.

Desde luego hay miles de temas adicionales de planeación que iremos escribiendo en las próximas semanas.

Cordialmente,

Gabriel Vasquez Tristancho

Sobre el autor

Gabriel Vasquez Tristancho

Columnista Vanguardia Liberal. Socio impuestos Baker Tilly Colombia. Contador Público de la UNAB de Bogotá. Magister en Economía de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Cursos en Habilidades Gerenciales en ITEMS de México. Gestión Tecnológica de la Universidad de Sao Pablo de Brasil convenio UIS. Revisoría Fiscal y Auditorí­a Externa de la UNAB en Bogotá. Investigación en las Ciencias Sociales en la UIS. Negocios Electrónicos en ITEMS de México. Decano de la Facultad de Contaduría de la UNAB. Profesor investigador. Ex-miembro del Consejo Técnico de la Contaduría. Profesor de la Maestría en Administración de ITEMS de México. Profesor investigador en pregrado y posgrados de la Universidad Congreso en Mendoza – Argentina.



Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000/año

$99,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$350.000/año

$249,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento

$999.000/año

$699,900*/año

Ver más detalles

* Unidades limitadas con descuento




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…