Así ven la alta gerencia y los CEO a los contadores públicos, ¿siguen siendo tenedores de libros?

  • Comparte este artículo:
¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…
  • Publicado: 20 febrero, 2019

Así ven la alta gerencia y los CEO a los contadores públicos, ¿siguen siendo tenedores de libros?

Álvaro Fonseca, Jeisson Ramírez, Daniel Sarmiento Pavas y Wilmar Franco Franco opinan sobre la forma en la que los contadores públicos son vistos hoy por parte de la alta gerencia y los CEO de las empresas. Todavía se piensa que los profesionales contables son simplemente tenedores de libros.

¿Será que con el paso de los años la imagen del contador público ha cambiado, desde el punto de vista de los CEO de las empresas y la alta gerencia? ¿Los contadores son únicamente quienes manejan la calculadora y organizan las cuentas en una compañía? Para Álvaro Fonseca Vivas, contador público, revisor fiscal con experiencia en auditoría financiera, forense y de gestión y magister en docencia, desafortunadamente todavía no hemos podido conquistar ese espacio que debemos tener dentro del equipo directivo de las organizaciones.

«Debemos ser los asesores y consultores que apoyen a los empresarios en la toma de decisiones. Sin embargo, nos ven como quienes cerramos todos los meses, de forma rutinaria, los estados financieros y no haciendo proyecciones financieras. Lo anterior no quiere decir que le quitaremos el papel a otras disciplinas, sino por el contrario, seremos un apoyo con mayor criterio, porque seguiremos siendo el corazón de las organizaciones, ya que conocemos muy bien la organización por dentro, desde el punto de vista contable y financiero», afirma Fonseca Vivas.

“todavía se cree que el contador público está para realizar declaraciones de impuestos y presentar estados financieros atrasados; pero no de forma online. Esa es la razón por la cual los profesionales contables no se fortalecen en la parte tecnológica”

Desde su punto de vista, todavía se cree que el contador público está para realizar declaraciones de impuestos y presentar estados financieros atrasados; pero no de forma online. Esa es la razón por la cual los profesionales contables no se fortalecen en la parte tecnológica. «Muy pocos lo hacen, motivo por el cual se ve tanta competencia desleal en los honorarios y en los salarios», dice el contador público.

Por su parte, Jeisson Ramírez, contador público, representante legal de Touché Asesores SAS, certificado por ACCA en NIA y con amplia experiencia en revisoría fiscal, opina que el contador es hoy considerado un aliado estratégico en la toma de decisiones, puesto que tiene participación activa en las reuniones sostenidas con la gerencia, CEO y demás directivos. «En ellas actúa como intérprete de la información contable y a su vez, expresa los posibles impactos contables y tributarios que pueden llegar a acarrear las decisiones tomadas por la alta dirección», afirma.

Daniel Sarmiento Pavas, contador público, exconsejero del CTCP, miembro del directorio Glenif entre 2014 y 2017, considera que la visión no ha cambiado mucho. «Quitarnos el estigma de ser mecánicos que nos ha acompañado durante casi 70 años es muy difícil. Es un camino largo porque también estamos en un proceso de transición generacional», asevera. Y aunque se muestra optimista respecto al futuro, piensa que el presente por ahora no es el mejor.

Para Wilmar Franco Franco, consejero del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, evidentemente se han generado cambios, pero desafortunadamente no existen investigaciones que midan estos avances.

«Sería pertinente poder tener información estadística de los contadores públicos en Colombia para poder medir sus avances. Es altamente probable que muchos se desempeñen en pequeñas empresas, en donde los requerimientos de competencias técnicas son mucho menores que los requeridos para grandes y medianas empresas. Según cifras de Confecámaras, el 96 % de los registros corresponden a microempresas», asegura.

Material relacionado

Realizar inadecuadamente el reporte de información exógena o no presentarlo,
puede ocasionar cuantiosas sanciones hasta de 15.000 UVT ($534.105.000 por el año gravable 2020)

Nuestra SUSCRIPCIÓN ACTUALÍCESE trae el mejor contenido para actualizarte en la presentación de la información exógena



$150.000

$350.000

$999.000




¿Ha sido útil este artículo? No fue útilFue útil
Cargando…