COVID-19: prevenir antes que curar en la gestión financiera pública

Para ver este Caso Práctico debes tener una Suscripción Oro o Platino.

Quiero ver las Suscripciones disponibles

Catálogo completo de Casos Prácticos

Pedro Luis Bohórquez

Contador Público de la Universidad de La Salle. Estudios posgraduales en Alta Gerencia y Alto Gobierno en las Universidades de los Andes y Militar Nueva Granada; Control Interno y de Gestión, en el Instituto de Estudios del Ministerio Público; Administración y Gestión de Crédito en la Escuela Nacional de Habitación y Vivienda (ENHAP) Rio de Janeiro - Brasil. En su trayectoria laboral y profesional se ha desempeñado como asesor del despacho del Viceministro de Trabajo; Director Seccional Administrativo y Financiero de la Fiscalía General de la Nación de Bogotá y Cundinamarca; Subdirector Nacional Administrativo y Financiero, Jefe de la Oficina de Control Interno, Director Financiero Nacional, Director Regional de Bogotá y Cundinamarca, Director General (e) del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA); de igual manera ha trabajado en importantes entidades del Estado y del sector privado, como en la Contraloría General de la República, Registraduría Nacional del Estado Civil, Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), Director de Contabilidad de la Federación Nacional de Arroceros - FEDEARROZ, Decano de la Facultad de Contaduría Pública de la Universidad San Martín.

Ficha técnica:

  • Fecha de publicación: Noviembre 20 de 2020
  • Fecha de grabación: Noviembre 10 de 2020

Las medidas tomadas para proteger a la población durante la crisis del COVID-19 afectaron drásticamente las operaciones de las empresas, por lo que ha sido necesario que los gobiernos también tomen acciones para salvaguardar la economía y las organizaciones.

La crisis derivada de la pandemia del COVID-19 hizo que los gobiernos tomaran acciones para proteger a la población, entre las cuales se destacan las diferentes medidas de aislamiento decretadas, que afectaron significativamente las operaciones de las empresas y la economía general.

Por esta razón, también surgió la necesidad de decretar medidas económicas, alivios financieros y flexibilización de algunas disposiciones legales en materia tributaria y laboral para que las empresas puedan sobrevivir a la crisis.

Todo este conjunto de medidas y regulaciones impactaron las operaciones de las organizaciones, y de paso la información financiera a reconocer y revelar, no solo en el sector empresarial privado, sino también en el sector público y en las organizaciones estatales.

Por ello, los contadores, revisores fiscales y encargados del control interno de estas instituciones deben tener en cuenta todos los aspectos necesarios para reconocer y revelar adecuadamente estos efectos.

En este sentido, la Contaduría General de la Nación expidió la Guía de orientación contable en el marco de la emergencia económica generada por el COVID-19, cuyo fin es ser una herramienta de consulta en las entidades públicas, con el fin de facilitar la toma de decisiones contables y financieras con criterio profesional, a partir del análisis de los aspectos específicos contables y financieros que tuvieron mayor impacto en el contexto actual marcado por la emergencia del COVID-19.

TAMBIÉN LEE:   COVID-19 como enfermedad laboral directa: ¿qué pautas deben tenerse en cuenta?

Así te actualizaremos:

Nuestros productos