Indicadores de control interno para la evaluación del rendimiento del sistema


29 diciembre, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El mejoramiento continuo de la oficina de control interno requiere del seguimiento y la evaluación permanente de su funcionamiento. En este sentido, las estadísticas obtenidas a través de indicadores son un insumo importante para el análisis del estado del sistema.

Los principales derroteros sobre los que puede evaluarse el rendimiento del sistema de control interno son:

  1. El compromiso institucional alcanzado con relación al control interno.
  2. El nivel de capacitación que se logre respecto al control interno y su importancia.
  3. El carácter oportuno y eficaz de la ayuda especializada que la oficina de control interno pueda brindar a la administración de la entidad y a cada uno de los partícipes de la puesta en marcha del sistema.
  4. La actualización constante que se realiza a las funciones de control.

La evaluación del cumplimiento de los puntos enumerados puede ejecutarse mediante el cálculo de indicadores de resultados como los siguientes:

Sistema

Indicador

Método de cálculo

Método de obtención de datos

Control interno. Asesoramiento a la dirección de la empresa para el logro de lo establecido en sus planes. Se divide el número de metas planteadas en la organización sobre las cuales la oficina ha presentado asesoría mediante recomendaciones entre el número de metas definidas. Contrastación del plan de operaciones.

Subsistema

Asesoría en el sistema de control interno. Reconocimiento de la función asesora de la oficina. Se divide el número de empleados que reconocen la función asesora de la oficina entre el total de empleados de la organización. Entrevista.
Medición y evaluación de la eficiencia y controles. Cubrimiento de la función evaluadora de la oficina. Se divide el número de procedimientos evaluados que han mejorado en la aplicación de los controles entre el total de procedimientos establecidos por la organización. Bitácora de control interno.
Divulgación y asesoría en el sistema de control interno. Conocimiento y aplicación del control interno. Se divide el número de empleados que, tras conocer el funcionamiento del sistema de control interno, aplican mecanismos de control divulgados por la oficina entre el total de empleados de la entidad. Papel de trabajo de verificación de cumplimiento.
Receptividad de la labor de la oficina. Se divide la cantidad de empleados que tienen un concepto positivo de la gestión de la oficina de control interno entre el número de empleados que conocen sus funciones. Entrevista.
Planeación de auditoría interna. Trabajos realizados por la oficina de control interno. Se divide el número de trabajos adelantados en la oficina de control entre el total de trabajos planeados y no planeados (plan anual + trabajos especiales). Bitácora de cumplimiento.
Conocimiento del plan. Se divide el número del personal directivo y de la oficina de control interno que conoce el plan anual de auditoría entre el total de personal directivo y funcionarios de la oficina. Formulario de evaluación de conocimientos.
Ejecución del trabajo de auditoría interna. Cubrimiento de procedimientos evaluados. Se divide el número de procedimientos evaluados entre el total de procedimientos. Bitácora de control interno.
Seguimiento a los resultados de auditoría. Cumplimiento de compromisos. Se divide el número de recomendaciones cumplidas de manera total o parcial entre el total de recomendaciones acordadas con las áreas de la compañía. Bitácora de cumplimiento
TAMBIÉN LEE:   ¿Cuánto sabes sobre los tipos de control interno?

 

Adaptado con base en: González, Jaime. (1999). Sistema de control interno. Una forma práctica de conceptualizarlo, estructurarlo, aplicarlo y evaluarlo. (pág. 97 – 99) Autoedición. Primera edición.

“la información requerida en los cálculos enunciados debe recolectarse por diferentes medios, como cuestionarios y bitácoras de cumplimiento, que están entre los elementos más apropiados para ello”

Los criterios analizados por los indicadores de la tabla anterior permiten llevar a cabo evaluaciones cuantitativas sobre el funcionamiento de la oficina de control interno. Es necesario tener claro que la información requerida en los cálculos enunciados debe recolectarse por diferentes medios, como cuestionarios y bitácoras de cumplimiento, que están entre los elementos más apropiados para ello.

De igual forma, la información también puede obtenerse, si se desea, mediante un evaluador externo que pueda actuar con imparcialidad ante la realidad de la entidad. Vale señalar que, si dicho tercero realiza sus evaluaciones bajo la referencia de otros indicadores, es conveniente que la oficina de control interno le informe de manera oportuna cuáles son los que esta sustrae por lo general dentro de la organización.

Ahora bien, el éxito del sistema de control interno no puede medirse solo en términos cuantitativos, pues muchas de sus actividades estarán enfocadas a procesos de mejoramiento que no pueden analizarse en términos numéricos. Por tal motivo, tenga en cuenta que, para desarrollar de manera adecuada la función de control interno en la entidad, es necesario que la marcha del sistema de control sea liderada por todos los funcionarios, en especial por aquellos responsables de altos cargos. Así pues, cuando la empresa logra establecer una clara identificación de los funcionarios y sus objetivos institucionales, resulta más sencillo adelantar procesos de autocontrol que superan una conveniencia administrativa para convertirse en un incentivo a la mejora continua.

TAMBIÉN LEE:   Mecanismo de obras por impuestos: Gobierno nacional busca efectuar cambios

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 29 diciembre, 2016
    (hace 5 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace