Nosotros hemos llegado a 3.340 firmas activas, inscritas ante la Junta Central de Contadores


7 agosto, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Accountancuy Europe en su respuesta al informe de Sir Donald Brydon sostuvo: “(…) In today’s complex economy, the audit of financial statements requires to combine a variety of different knowledge and expertise to perform high quality audits. Providing additional assurance will require even more to intermingle skills and experience of professionals from both audit and other expert backgrounds. For example, experts in corporate social responsibility (CSR), environmental, social and governance (ESG), IT and systems, and engineers. Bringing together this diversified expertise within a multidisciplinary firm is a prerequisite to deliver quality audit and assurance services which respond to companies’ complex and evolving business models. Having this multidisciplinary expertise within the audit firm is the only way to ensure full compliance with quality standards and independence requirements (…)”.

Nosotros hemos llegado a 3.340 firmas activas, inscritas ante la Junta Central de Contadores. Nuestra realidad es que la mayoría de nuestras sociedades o firmas de contadores son especializadas en asuntos contables y tributarios. No se practica en ellas ningún enfoque multidisciplinario. En cambio, hay muy pocos profesionales y muchos técnicos, algunos sin formación académica. Apetecen mucho a los estudiantes que son más baratos que los profesionales.

Algunos quieren mantener nuestras instituciones en estructuras básicas sin permitir organizaciones de gran envergadura. Una diferencia es el capital aportado. Muchas de nuestras firmas de contadores se crean y funcionan con un aporte apenas necesario para mantener un capital de trabajo. Carecen de máquinas y programas que les permitiría un trabajo más sofisticado. La rentabilidad de la práctica es baja razón por la cual se destina casi totalmente a la retribución de los socios.

TAMBIÉN LEE:   Conceptos viejos y errados

A renglón seguido la respuesta en comento registra: “(…) We recognize that there is an expectation gap that needs to be dealt with. This expectation gap consists of three gaps which are linked: the knowledge gap, the performance gap and the evolution gap (see Appendix). Many of our proposals below are expected to at least partly mitigate these different expectation gaps. Auditors have started by better communicating, explaining what they did, how they did it and what they found. Key Audit Matters reporting does this on an audit engagement level. Other stakeholders in the corporate reporting chain could do more. (…)”. Nadie parece estar muy preocupado en Colombia por las brechas entre los contadores y sus clientes, los contadores y los supervisores, los contadores y los jueces. Son los contables los que pierden cuando los demás piensan que son expertos en el cumplimiento legal y no les conceden virtudes en el aprovechamiento de la información. Nosotros frecuentemente observamos que las organizaciones han puesto en los hombros de los contadores la observancia de cuanta norma existe. Si la información es cuantitativa corresponde al contador.

Hernando Bermúdez Gómez
Editor Contrapartida, Novitas, Registro Contable, Vademécum
Tomado de Contrapartida – De Computationis Jure Opiniones
Número 4500, julio 29 de 2019

Así te actualizaremos:

Nuestros productos