¿Cuáles son los retos laborales que le ha dejado la pandemia a Colombia? Esto opina la OCDE


14 diciembre, 2020
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

En Colombia, según la OCDE, más del 60 % de los trabajadores son informales y no cuentan con seguridad social. Tienen un mayor riesgo de caer en la pobreza.

Se plantean estrategias para reconstruir los mercados laborales, crear más empleo y aumentar la capacidad de los servicios públicos de empleo.

Veerle Miranda, economista senior de la OCDE y Sebastián Nieto, jefe para América Latina y el Caribe de la misma entidad, hablaron en el foro digital de Asofondos, Entendiendo el Futuro, sobre los retos en materia laboral que deja la pandemia y cómo esta ha destapado y elevado los problemas de informalidad y desempleo.

Frente al mercado laboral, Miranda expresa que bajo la coyuntura del COVID-19, la pandemia ha hecho que el impacto hoy sea diez veces mayor que la crisis que se presentó en 2008.

«Por cuenta del COVID, lo ganado en empleo en la última década se ha perdido en un trimestre”, manifestó en su intervención.

Miranda explicó que durante la pandemia se han visto diferencias en las tasas de desempleo en los países de la OCDE, debido a los esquemas utilizados para retener el empleo. Entre dichos esquemas se resaltan alivios para las empresas y la garantía de ingresos para los hogares.

Sin embargo, advierte que pese a estos programas “la demanda laboral cayó fuertemente, como se ha observado por ejemplo en los países OCDE, incluso luego de la reapertura de las economías”.

los mayores afectados han sido los segmentos de población más pobres por cuenta de las cuarentenas, así como los jóvenes y las mujeres
TAMBIÉN LEE:   Gobierno le apuesta a fortalecer competencias laborales en el sector tecnológico

Explicó que los mayores afectados han sido los segmentos de población más pobres por cuenta de las cuarentenas, así como los jóvenes y las mujeres. Para el caso particular de Colombia, la economista aseguró que ha sido uno de los países de la OCDE más afectados.

“Más del 60 % de los trabajadores son informales y no cuentan con esquemas de seguridad social y, en consecuencia, tienen un mayor riesgo de caer en la pobreza”, advirtió.

Según estimativos de la entidad, se espera que, para finales del próximo año, la caída total de empleo entre los países miembros de la OCDE sea de 25 millones, por lo que Miranda plantea la necesidad de “reconstruir los mercados laborales, crear más empleo, aumentar la capacidad de los servicios públicos de empleo, tener políticas más inclusivas en materia de protección social, reducir los beneficios tributarios, y tener sistemas de entrenamiento para los jóvenes”.

Desarrollar competencias para insertarse en la economía digital

Sebastián Nieto Parra, por su parte, destacó que, en medio de la crisis por la pandemia, se ha visto un incremento en el comercio digital como aspecto positivo, pero alertó que “en el campo laboral, la OCDE encontró que en América Latina más del 20 % de los puestos de trabajo tiene un riesgo de automatización”.

Por lo anterior, planteó la importancia de desarrollar las competencias necesarias para que los trabajadores se puedan insertar en la economía digital.

Nieto Parra resalta que es fundamental generar las competencias en los trabajadores para que puedan volver al mundo laboral, y eso pasa por “fomentar competencias TIC, incluidos adultos mayores e infantes desde la fase de educación básica”.

Finalmente, hace énfasis en la necesidad de mejorar la estructura tributaria de América Latina, para fomentar la creación de empresa y así mismo más empleo formal.

TAMBIÉN LEE:   Pensión de sobrevivientes: ¿se debe acreditar convivencia cuando se trate de la muerte del afiliado?

Un mercado laboral resistente a choques futuros

Fedesarrollo en su webinar Empleo en Colombia: agenda para la década indicó que el reto está en implementar reformas que hagan al mercado laboral nacional resistente a choques futuros y que lo preparen para enfrentar inconvenientes a largo plazo.

«Si no se profundiza en esto, cabe la posibilidad de que los cambios que provocó la pandemia no se corrijan del todo y ciertas dinámicas se mantengan hacia adelante», advirtió Cristina Fernández, economista e investigadora de la entidad.

Hay que trabajar en políticas de generación de empleo de emergencia, como, por ejemplo, un aumento de 0,5 % del PIB en la inversión en infraestructura pública, lo que se traduciría en una reducción promedio de la tasa de desempleo anual de 0,6 puntos porcentuales, equivalentes a la generación de 159.000 empleos por año.

Además, se deben presentar cambios estructurales en el sistema de protección social (pensión generalizada, subsidio de desempleo, entre otros), así como cambios en el sistema educativo para ajustar la oferta y la demanda laboral, y en particular la adaptación tecnológica.

Material relacionado:

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 14 diciembre, 2020
    (hace 1 año)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace