Hoy entra en vigencia tratado de libre comercio entre Colombia y Corea del Sur


15 julio, 2016
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

El acuerdo comercial tuvo que superar debates en el Congreso de la República y opiniones divididas en la Corte Constitucional y debió enfrentar las críticas de algunos sectores industriales. Sin embargo, los retos fueron superados y desde este 15 de julio el país asiático será el nuevo aliado en materia de comercio exterior colombiano.

Para la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, “el acuerdo comercial con Corea es una oportunidad para aprovechar las fortalezas que tenemos en agroindustria, dada la vocación importadora de ese país, pues tan sólo el 30% de su territorio es cultivable. En el nuevo escenario que se nos abre por las ventajas comerciales que tendremos al amparo del acuerdo, nuestras frutas y hortalizas gozarán de esos beneficios. Este acuerdo es una plataforma para llegar a un consumidor asiático que tiene amplias preferencias por las frutas exóticas, las flores y el café. Para aprovecharlo debemos fortalecer la competitividad con ayuda de las herramientas que este ministerio tiene para los empresarios”.

Según Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior -Analdex-, “el éxito de cualquier TLC depende de nosotros. Son sólo herramientas y nosotros vemos cómo las aprovechamos. Sin embargo, es claro que el tratado con Corea del Sur puede ser la oportunidad de Colombia de penetrar el mercado asiático, el cual por el momento es muy poco trabajado. En cuanto a importaciones, nos podríamos beneficiar en todo el tema automóviles y de electrodomésticos, en el área de línea blanca. Además, esta puede ser la oportunidad para que los productos agropecuarios exploten un territorio con alta demanda. En especial, hay potencial para frutas como el mango, la papaya y el banano”.

Si bien este viernes entra en vigencia el TLC con Corea del Sur, el proceso para que se materialice la totalidad del tratado llevará tiempo: en materia industrial, el 96% de la oferta nacional exportable podrá ingresar de inmediato sin gravámenes; el restante 3% se dará en cinco años y el 1% que faltaría se cumpliría en 10 años. Para el caso agrícola, el 56% entrará con beneficios arancelarios desde la puesta en marcha del acuerdo. Luego, un 25% se desgravará en 10 años y el 19% restante en un plazo mayor a una década.

TAMBIÉN LEE:   Comercio electrónico espera ventas por $710.000 millones en el segundo día sin IVA

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 15 julio, 2016
    (hace 6 años)
Categorías:
Etiquetas: