Aspectos clave para realizar una auditoría financiera a entidades menos complejas


3 febrero, 2022

Las entidades menos complejas son sociedades pequeñas caracterizadas por la concentración de la propiedad y la dirección de un pequeño número de individuos, las transacciones sencillas, entre otras particularidades.

Encuentra aquí los aspectos clave para una auditoría financiera a estas entidades.

La auditoría para entidades menos complejas, entendida como el aseguramiento de la información de nivel moderado para entidades de pequeña dimensión, representa un importante elemento dentro de la auditoría financiera, pues son numerosas las entidades que se encuentran dentro de esta definición.

Abordaremos a continuación algunas generalidades y aspectos clave para realizar una auditoría a este tipo de entidades.

¿Qué son las entidades menos complejas?

Las entidades menos complejas –LCE– son definidas como de pequeña dimensión y se caracterizan por: la concentración de la propiedad y la dirección de un pequeño número de individuos, las transacciones sencillas, el registro simple, pocos controles internos y pocos empleados usualmente con una amplia gama de funciones.

Es importante resaltar que IFAC expone una Guía para el uso de las Normas Internacionales de Auditoría en auditorías de pequeñas y medianas entidades, la cual permite ahondar en cada uno de estos aspectos.

Aspectos clave para una auditoría financiera

Teniendo en cuenta lo anterior, deben considerarse los siguientes puntos para realizar una auditoría a este tipo de entidades:

1. Tener conocimiento del cliente

Un punto que no debe perderse de vista es el relacionado con el entendimiento del cliente de la entidad menos compleja, para ello debe tenerse en cuenta:

TAMBIÉN LEE:   Nota por aplicar la exención de contabilización del impuesto diferido de 2021

2. Fijar una estrategia general

En adición a lo descrito anteriormente, será necesario crear controles que permitan probar las pruebas a realizar, los cuales están incluidos en la estrategia general; para ello debe considerarse:

  • El sistema de control interno de la entidad con cada uno de los elementos que lo componen (ambiente de control , información y comunicación, evaluación de riesgos, actividades de control y monitoreo).
  • La estructura organizacional de la entidad (piramidal, plana, concentrada en un solo cargo, etc)
  • El dictamen anterior.

3. Establecer riesgos relacionados con la violación a los controles

Es importante determinar si existen riesgos relacionados con la violación de los controles por parte de la administración, para ello deben analizarse diferentes variables, como las que se muestran a continuación:

  • ¿Se realizan registros contables manuales?
  • ¿Quién prepara y revisa los registros contables?
  • ¿Qué actividades de control se realizan para la preparación de los estados financieros?

4. Otros aspectos clave por considerar

Es importante para las entidades catalogadas como menos complejas verificar el cumplimiento de los siguientes aspectos:

  • Definir claramente las responsabilidades del auditor y administrador.
  • Realizar indagaciones relacionadas con el fraude.
  • Establecer una carta de representación.
  • Fijar memorandos de recomendaciones.
  • Realizar seguimiento sobre las recomendaciones emitidas.

Escucha a continuación y de primera mano al Dr. Roberto Valencia, consultor de Estándares Internacionales, quien presenta en detalle cada uno de los anteriores puntos:

Material relacionado:

TAMBIÉN LEE:   Gobierno inaugura Macrorrueda de Negocios 90 de ProColombia

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 3 febrero, 2022
    (hace 4 meses)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace