Reforma pensional, a eliminar subsidios del régimen público dirigidos a las pensiones más altas


1 abril, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Santiago Montenegro y Juan Pablo Arango coinciden en que la próxima reforma pensional deberá basarse, entre otros temas, en eliminar los altos subsidios que se dan a las pensiones de las personas con grandes ingresos del RPM. Para ellos, hay que pensar en los más vulnerables.

El 4 y 5 de abril se realizará el XII Congreso FIAP – Asofondos: ahorrar hoy es pensar en el futuro, el cual tendrá lugar en la ciudad de Cartagena y contará con un destacado grupo de conferencistas nacionales e internacionales, quienes harán un llamado al ahorro a largo plazo, hablarán sobre pensiones y reforma pensional, mercado de capitales, sector financiero y coyuntura macroeconómica. Temas como el desarrollo del mercado laboral y la política social también hacen parte de la agenda de discusiones.

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos y quien intervendrá en el Congreso, hace énfasis en trabajar en una reforma pensional. Desde la entidad se propone construir un sistema de protección integral para la vejez, basado en el ahorro de los trabajadores, el cual sería sostenible y eliminaría los altos subsidios que se dan a las pensiones de las personas de mayores ingresos en el régimen de prima media –RPM–.

«Colombia presenta hoy una tasa de informalidad alarmantemente alta, ya que el 64 % de los ocupados no está cotizando a pensiones, lo cual impacta directamente en la calidad de vida que tendrá la población en la vejez. Para mejorar esta situación es necesario hacer varios ajustes, entre estos: combatir la informalidad laboral, que el salario mínimo crezca por factores objetivos y no por discusiones políticas, incentivar la creación de empresas, aumentar la productividad del trabajador colombiano con educación pertinente y de calidad, y fortalecer la provisión de bienes públicos por parte del Estado», recalca Montenegro en entrevista con Actualícese.

“de esos 22 millones de ocupados solo 7,8 millones están activos en pensiones, lo que equivale a un 35 %, y solo 2,4 millones cotizan regularmente”

Como complemento a las palabras del presidente de Asofondos, Juan Pablo Arango, vicepresidente comercial de Protección dice que en Colombia hay 36 millones de personas en edad de trabajar, de las cuales 24 millones son económicamente activas y 22 millones están ocupadas. Sin embargo, de esos 22 millones de ocupados solo 7,8 millones están activos en pensiones, lo que equivale a un 35 %, y solo 2,4 millones cotizan regularmente.

TAMBIÉN LEE:   Contrato sindical no puede usarse para desconocer derechos laborales

«Sumado a estas altas cifras de informalidad y desempleo, es una realidad que para un alto porcentaje de personas en nuestro país el ahorro no es una prioridad, y aquí tenemos un trabajo grande de educación por parte de todos los actores clave del sistema», dice Arango en diálogo con Actualícese.

Altos subsidios enfocados en proteger las personas más vulnerables

Alrededor del tema de los subsidios altos que hoy se otorgan en el régimen público de pensiones, Montenegro recalca que es necesario hacer una reforma al sistema pensional, respetando los derechos adquiridos de los pensionados y las expectativas de aquellos trabajadores que se encuentran próximos a jubilarse. Para esto es necesario que el sistema pensional esté basado en el ahorro individual.

«Por lo tanto, desde Asofondos proponemos que exista una AFP pública que compita en las mismas condiciones de las administradoras privadas. De esta manera, los subsidios que hoy tienen las pensiones más altas del régimen público podrán ser utilizados para garantizar la protección en la vejez de las personas más vulnerables por medio de programas como Colombia Mayor y BEPS», explica Montenegro.

Por su parte, Arango dice que hoy es inequitativa la estructura del modelo pensional colombiano, ya que contempla subsidios para el régimen público, los cuales se dirigen con mayores montos hacia las pensiones más altas, en detrimento de quienes devengan menos. Más del 75 % del gasto que el Gobierno destina al pago de pensiones se está yendo al 40 % de los más ricos de la población.

«Actualmente, el régimen público es altamente subsidiado. Esto sería razonable si ocurriera únicamente para aquellos que tienen ingresos muy bajos, pero ocurre en la mayoría de las pensiones altas, y como resultado tenemos un régimen público inequitativo en el que los subsidios más grandes se van a las personas de mayores ingresos», concluye Arango.

TAMBIÉN LEE:   ¿Qué opinan y proponen los exministros de Hacienda alrededor de la nueva reforma tributaria?

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 1 abril, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace