“Nueva regulación aduanera busca generar condiciones legales y operativas para el comercio exterior”


15 octubre, 2018
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Ingrid Díaz Rincón, directora de gestión de aduanas de la Dian, dialogó con Actualícese sobre las novedades que presenta el estatuto aduanero, su régimen sancionatorio, los cambios implementados para que el proceso sea más dinámico y moderno, y los beneficios para el comercio exterior del país.

Ingrid Díaz Rincón, directora de gestión de aduanas de la Dian, afirma que José Andrés Romero, director de la Dian, ha dado instrucciones de compilar en un único documento la legislación vigente, así como la regulación reglamentaria aplicable que gira alrededor del estatuto aduanero.

«Sin lugar a dudas, para la dirección general es imprescindible contar con un único ordenamiento legal que brinde seguridad jurídica a los administrados y a la misma administración», dice Díaz Rincón.

¿Cuál es el plan que está llevando a cabo la Dian para implementar el Estatuto Aduanero?

La nueva regulación aduanera y su implementación es un ambicioso proyecto de la Dian que tiene como fin generar condiciones legales y operativas para el desarrollo del comercio exterior colombiano, en un marco equilibrado entre la facilitación y el control.

Varias de las disciplinas establecidas en los Decretos 390 de 2016 y 349 de 2018, ya están en plena aplicación, y se tiene previsto que todas entren en vigencia en armonía con los sistemas de información electrónicos aduaneros en los que la Dian trabaja actualmente. Se está haciendo una compilación de las normas para que los empresarios tengan claridad en cuanto a los artículos que están vigentes y aquellos que entrarán cuando esté listo el sistema.

¿Habrá cambios en la forma de implementación de la norma para que el proceso sea dinámico y moderno?

El propósito principal de la nueva regulación es dinamizar el servicio aduanero con normas que faciliten las operaciones de comercio, reduzcan tiempos, costos y hagan predecibles las etapas de los procesos de importación, exportación y tránsito de mercancías desde su origen en el exterior hasta su destino final en el territorio nacional y viceversa.

TAMBIÉN LEE:   Retención en la fuente sobre dividendos repartidos en acciones

Las modificaciones al estatuto aduanero y el proceso de sistematización que ha adelantado la Dian, intentan reducir el tiempo que toman las importaciones de 6 o 7 días a 48 horas, ¿cómo han sido los resultados hasta el momento?

Los últimos datos que hay a propósito de la duración de las importaciones, son los presentados al país en 2016 por la USAID con ocasión del estudio realizado a los tiempos de desaduanamiento, medición producto de un convenio de asistencia técnica ligado a los compromisos adquiridos por Colombia en el TLC con EEUU, estos últimos relacionados con desaduanar la mercancía en la medida de lo posible en 48 horas.

El estudio concluye que en el caso de las 130 horas que consume el proceso, la mayor incidencia de tiempo corresponde al agente de aduanas (declarante), con un 66 % que equivale a 86 horas. Asimismo, el reconocimiento de carga (que se hace dentro de los trámites en los puertos y aeropuertos al momento de su llegada al país), se realiza solamente al 1 % de las importaciones. El 90 % de las mercancías que ingresan al país no tienen intervención de la autoridad aduanera atendiendo a los criterios de administración y perfilamiento del riesgo.

Con la implementación de la inspección aduanera no intrusiva que reduce tiempos y costos a funcionarios y usuarios, la aduana trabaja continuamente para mejorar procedimientos y demoras. Distintas disposiciones que trae la nueva regulación, como son el pago electrónico obligatorio y la reorganización de las etapas del proceso de importación –que recoge la mejor práctica internacional en el sentido de invertir las etapas de pago e inspección aduanera de las mercancías–, también traerán beneficios. A partir de la nueva regulación, el pago de la declaración aduanera es posterior a la inspección o aforo de las mercancías.

TAMBIÉN LEE:   Liquidador de sanciones por no facturar

¿Qué elementos y novedades se integran  al estatuto aduanero respecto del régimen sancionatorio?

Varias:

  • Se crea una infracción de tipo general (obligaciones y formalidades leves), que equivale a una amonestación.
  • Se crean las infracciones comunes para los operadores de comercio exterior, que equivalen a una multa o cancelación.
  • Se crean las infracciones especiales (para operadores de comercio exterior, declarantes, importadores o exportadores), que equivalen a una multa.
  • Comité de Fiscalización para definir la cancelación por reincidencia.
  • Se registran errores formales sin sanción.
  • ausales de exoneración de responsabilidades.
  • suspensión provisional de la autorización o habilitación, una medida cautelar a adoptarse excepcionalmente dentro de un proceso sancionatorio.
  • anción mínima por infracciones comunes o especiales, equivalente a 10 UVT.
  • rotección a la propiedad intelectual.
  • Proceso de cobro y devoluciones a través del Estatuto Tributario.

¿Quiénes son los mayores beneficiados de todos los cambios que se han realizado en materia aduanera?

“La seguridad jurídica beneficia a todos los actores de la cadena del comercio exterior y las aduanas”

Los beneficios son para el país, en términos de competitividad y buenas prácticas. Los empresarios directamente vinculados al comercio exterior son beneficiarios, pero también los industriales y comerciantes que no realizan operaciones frente a la aduana, en tanto que indirectamente reciben los efectos positivos de las mejoras en la logística, procedimientos y tiempos y movimiento. También la aduana que empieza a aplicar reglas más claras y ciertas. La seguridad jurídica beneficia a todos los actores de la cadena del comercio exterior y las aduanas.

¿Cuáles son las bondades que ofrece el Decreto 349 de 2018?

El Decreto 349 de 2018 modifica algunas de las normas contenidas en los Decretos 2685 de 1999 y 390 de 2016, y su principal beneficio es que ofrece seguridad jurídica en lo referente a la aplicación y vigencia de las normas que modifica. Era perentorio hacer ajustes y precisiones a aquellas normas, y con la expedición del Decreto 349 se logra ese propósito.

TAMBIÉN LEE:   Resolución 000072 del 11-08-2021

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 15 octubre, 2018
    (hace 4 años)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace