¿Qué cambios se deben visualizar en el CTCP, la JCC y la CGN, para que los contadores sean los beneficiados?


17 febrero, 2021
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Para Héctor Jaime Correa, tanto la JCC y el CTCP deben ser absorbidos por una colegiatura profesional.

Juan Fernando Mejía dice que son entidades altamente politizadas y burocráticas que no favorecen a los contadores.

Roberto Carlos Torres afirma que la JCC se debe convertir en una entidad de contadores públicos, para contadores y en defensa de los contadores.

Así como hay profesionales contables que dan un voto de confianza por los entes que rigen la profesión (Consejo Técnico de la Contaduría Pública -CTCP-, la Junta Central de Contadores -JCC- y la Contaduría General de la Nación -CGN), también hay quienes la critican por su accionar, altos costos y falta de compromiso con los profesionales, entre otros temas.

CTCP y JCC deben ser absorbidos por la colegiatura profesional

Héctor Jaime Correa, vicepresidente primero de la Asociación Interamericana de Contabilidad, expresidente de la JCC y del CTCP, afirma que las entidades de la profesión contable deben buscar su independencia.

«La Junta Central de Contadores y el Consejo Técnico de la Contaduría Pública deben ser absorbidos por una entidad regida por los mismos contadores, con independencia del Gobierno nacional, y a través de una colegiatura globalizada a nivel nacional», piensa.

Agrega que estas dos entidades estén regidas y dirigidas por contadores públicos.

Por su parte, la CGN debe continuar siendo el ente gubernamental encargado de consolidar la contabilidad publica de la Nación.

Modernización de la profesión pasa por los contadores organizados de forma privada

Para Juan Fernando Mejía, contador público, certificado IFRS por ACCA y el Banco Mundial, CEO de globalcontable.com, se muestra crítico frente al papel de estas entidades.

TAMBIÉN LEE:   El 10 de septiembre vence el plazo para declarar ICA en Bogotá

«Son todos organismos del Gobierno que no tienen función gremial alguna y no se les puede asignar una responsabilidad que no les corresponde. No es su rol y tampoco pueden tener un papel clave en la modernización contable», afirma.

Mejía critica los altos costos que ha tenido la JCC en contratos de modernización, «pero el resultado es que su página web es lo menos amigable que puede encontrarse, además de los constantes cambios del diseño de la tarjeta profesional, que tiene altos costos, en contra del presupuesto público y para el contador porque le cobran cada vez que se hace un cambio de forma».

“para hablar de modernidad en la contaduría, el antiejemplo serían la JCC, el CTCP y la CGN”

Dice que para hablar de modernidad en la contaduría, el antiejemplo serían la JCC, el CTCP y la CGN. «Conozco algunos de estos organismos por razones de trabajo, y nadie se imagina su alta burocracia, los nombramientos políticos y cuestiones antitécnicas que escandalizarían a más de uno», dice.

En su criterio, la modernización de la profesión pasa por los contadores organizados de forma privada en diferentes asociaciones, grupos de estudio, y no propiamente de órganos del Gobierno altamente politizados, burocráticos, que lo que menos hacen es favorecer a los microempresarios y a los contadores.

Entidades de contadores y para los contadores públicos

Para Roberto Carlos Torres, contador público, especialista en Finanzas, las tres entidades, desde sus actuales funciones, cumplen un papel fundamental en el proceso de modernización de la profesión y unidad gremial.

«Sin desconocer los argumentos de las críticas a favor y en contra emitidas por profesionales contables, en cuanto a las funciones del CTCP, considero que sí hay avances para mostrar. Darle forma al articulado de la Ley 1314 de 2009 no era una tarea fácil, hoy contamos con el Decreto Único Reglamentario 2420 de 2015», dice.

TAMBIÉN LEE:   Reajuste fiscal para el año gravable 2021

Torres dice que los planes de trabajo diseñados desde el CTCP se han dado a conocer a la comunidad contable, buscando la activa participación del gremio. «Para tener en cuenta, se pueden realizar un mayor número de capacitaciones (virtuales por el momento que afrontamos), en convenio con las universidades del país», indica.

Por su parte, La JCC merece ser repensada, dotarla de un alto grado de tecnificación con aportes investigativos, que se convierta en una entidad de contadores públicos, para contadores públicos y en defensa de los contadores públicos.

«La JCC no se debe quedar limitada a la investigación e imposición de sanciones de aquellos profesionales que cometan conductas antiéticas», recalca.

Para él, no se trata solo el actuar de la JCC, el CTCP, el CGN. La modernización y el engrandecimiento de la profesión se consolidará con los aportes de todos los profesionales contables de a pie o vinculados a organizaciones.

«Cada día seguimos creciendo. Actualmente somos más de 270.000 contadores inscritos ante la JCC, que tenemos responsabilidades en los procesos de reformas y transformación que se vienen experimentando, sin dudarlo: debemos tirar la cuerda para el mismo lado», puntualiza.

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 17 febrero, 2021
    (hace 1 año)
Categorías:
Etiquetas:

Tienda & Marketplace