Habilidades con las que debe contar el auditor interno para darle valor agregado a su trabajo


3 octubre, 2019
Este artículo fue publicado hace más de un año, por lo que es importante prestar atención a la vigencia de sus referencias normativas.

Los auditores que logran mejorar sus competencias convierten su rol en apoyo y confianza, impulsando a las entidades para que sientan la necesidad de contar con una auditoría como base para un adecuado modelo de gobierno corporativo y aseguramiento de la efectividad de los controles.

La visión y el alcance de la auditoría interna juegan un rol importante a la hora de incrementar la confianza al interior de las organizaciones, ya que tienen como reto cambiar y evolucionar hacia un modelo más moderno, según los nuevos tiempos, y capaz de responder a los desafíos del mundo globalizado.

Para esto, la función de la auditoría interna incluirá, dentro de sus procesos, el análisis de los riesgos, logrando los auditores posicionarse como asesores del negocio, permitiéndoles impulsar iniciativas para el crecimiento y desarrollo de las entidades. El propósito en cuestión se puede hacer realidad por medio de propuestas encaminadas hacia la efectividad de los procesos y la adecuada administración de los riesgos.

“la auditoría interna debe contar con perfiles profesionales multidisciplinares, con competencias técnicas y habilidades necesarias para contribuir con la generación de valor”

Adicionalmente, la auditoría interna debe contar con perfiles profesionales multidisciplinares, con competencias técnicas y habilidades necesarias para contribuir con la generación de valor, teniendo claridad en el funcionamiento del negocio, así como en sus objetivos y prioridades. Este es un punto que se desarrolla en el libro de auditoría de KPMG, titulado Auditoría Interna Re Imaginada.

La auditoría interna ha desarrollado tradicionalmente un papel de verificación de operaciones con enfoque en las actividades ejecutadas en el pasado, identificando hallazgos sobre los cuales la empresa puede ya tener conocimiento. “Esta situación ha venido cambiando para ofrecer valor a la empresa, debido a que en la actualidad la auditoría interna busca hacer más auditorías predictivas, que aporten ideas y propuestas innovadoras para mejorar los procesos y que a su vez sean capaces de prevenir riesgos emergentes, esto se evidencia cuando la AI da recomendaciones que permiten disminuir los costos o incrementar las utilidades”, indica KPMG.

TAMBIÉN LEE:   Decálogo de la auditoría interna: principios para realizar una auditoría eficaz

Con el paso del tiempo la auditoría se ha esforzado en alinear sus trabajos hacia los objetivos estratégicos de las organizaciones, asumiendo así un rol más colaborativo, manteniendo en paralelo su función de independencia. “Esta evolución en el tiempo ha permitido actuar de forma más rápida y eficiente a los cambios del mercado, apoyando de esta manera la gestión de los riesgos, los impactos económicos y reputacionales”, afirma la publicación.

Habilidades con las que debe contar un auditor interno

Para lograr valor en la auditoría, desde el punto de vista de KPMG, los auditores deben contar con habilidades como:

  • Comunicación: comunicar de forma clara y concisa las situaciones identificadas, resultado de las auditorías ejecutadas a la alta dirección y a los dueños de los procesos, permitiendo el entendimiento de los asuntos relevantes y trabajando en conjunto para definir las acciones a tomar.
  • Experticia tecnológica: experiencia utilizando las diferentes herramientas tecnológicas para poder realizar diversos tipos de pruebas, tanto en auditorías tecnológicas como de procesos; lo que permitiría identificar aspectos que antes no habían sido monitoreados, logrando así optimizar los recursos y generar mayor productividad en los diferentes procesos.
  • Pensamiento crítico: aptitudes y actitudes que ayuden a emitir juicios sobre los procesos evaluados. “Decir que el auditor debe contar o desarrollar pensamientos y respuestas lógicas para debatir los resultados y soportes encontrados”, indica KPMG.
  • Entendimiento de los mercados globales: el auditor debe conocer y estudiar los mercados existentes y nacientes para formar un criterio válido de evaluación que le permita generar auditorías basadas en hechos y buenas prácticas del core de negocio.
  • Entendimiento y uso de data & analytics: conocer las herramientas y procedimientos para el análisis de datos “permite que el auditor no se enfoque en muestras sino tenga la posibilidad de analizar toda la información y enfocarse en aquellos aspectos que se salen de la norma”, permitiéndoles a los auditores prevenir riesgos de manera eficiente y productiva, y en lo posible proyectar con precisión el impacto que estos tendrán.
TAMBIÉN LEE:   Dian explicó a proveedores tecnológicos cómo será la contingencia especial para Días sin IVA

Material relacionado

Sobre este contenido…

Última actualización:
  • 3 octubre, 2019
    (hace 3 años)
Categorías:
Etiquetas: